isc-s05_resize.jpg

Ligero, fuerte y durable, y está disponible en una amplia variedad de formas, colores y texturas. El GRC permite al arquitecto la gama más amplia posible de la expresión creativa, artística y arquitectónica para el elemento más visible de todo proyecto de edificación: su revestimiento exterior.

El GRC puede ser fabricado para reproducir fielmente el aspecto y la sensación de prefabricados arquitectónicos, una gran variedad de piedras naturales como el granito, arenisca o piedra caliza a una fracción del peso y el costo de los materiales originales.

Con un peso hasta un 80% inferior al de los prefabricados arquitectónicos de hormigón armado, los paneles de GRC contribuyen a reducir el coste de la estructura resistente necesaria, así como de los medios auxiliares necesarios para su montaje. Esto permite al propietario reducir los costes generales de construcción y acelerar los programas sin sacrificar la durabilidad o la estética arquitectónica de la fabricación de prefabricados de hormigón.

El GRC es ampliamente utilizado hoy en día en rehabilitaciones de las fachadas de edificios existentes. En las aplicaciones de rehabilitación, el GRC a menudo se puede instalar directamente sobre el revestimiento primitivo y con una sobrecarga mínima a la estructura existente, un mínimo de malestar a los actuales inquilinos y facilitar las operaciones de la obra.

Los paneles de GRC están encontrando un amplio uso en la restauración y renovación de edificios históricos.

Fuerte, ligero, resistente y versátil, una gran solución para una amplia gama de tipos de edificios y aplicaciones.